¿Cómo ayuda la arquitectura a ahorrar energía en tu hogar?

COMPARTIR

Una de las razones por las que una vivienda pierde energía es por su arquitectura. De ahí que cada vez más personas se interesen por las casas pasivas cuando buscan una nueva vivienda, ya que esta modalidad de casa se encuentra aislada térmicamente – lo que significa que la energía no se pierde – y además está diseñada de una manera tal que permite aprovechar recursos naturales como la luz al máximo, de manera que se pueda prescindir de encender la luz de las bombillas en muchas ocasiones. Esto a la postre implica una reducción de los costes de la energía; sin embargo, de poco sirve si estás pagando unas tarifas a precios altos.

¿Qué tarifas de luz escoger?

Para poder mejorar el precio de lo que pagas por la electricidad, debes encontrar una nueva tarifa en una de las múltiples compañías de luz que operan en España en la actualidad. Para encontrar una de las compañías de luz más baratas, no basta con preguntar a tus amigos o buscar por tu propia cuenta por Internet, ya que la oferta es muy amplia y es posible que no puedas encontrar las mejores compañías de luz de un solo vistazo.

Sin duda, la forma más sencilla de encontrar cuáles son las tarifas más baratas de la mejor compañía eléctrica basta con utilizar un comparador de tarifas de luz de cualquier compañía eléctrica, una herramienta gratuita gracias a la cual encontrarás la mejor compañía eléctrica. Y, por supuesto, si quieres más información puedes hacer click en el siguiente enlace: https://www.companias-de-luz.com/comparador-luz/comercializadoras/mejor/.

Una de las mejores modalidades de tarifas que existen para las casas de arquitectura pasiva son las tarifas con discriminación horaria ya que esta modalidad tiene un coste más barato de la electricidad durante la noche, justo en las horas en las que una vivienda pasiva no puede aprovechar la luz solar porque es de noche.

¿En que se sustenta el ahorro de las viviendas pasivas?

El ahorro en las viviendas pasivas se sustenta en los siguientes conceptos:

 

  • El aislamiento térmico que permite que la temperatura de la calefacción no se escape a la calle y se mantenga y, por otro lado, que el calor no entre en verano. Asimismo, el aislamiento térmico hace que la temperatura se mantenga mucho más tiempo, de tal manera que aunque hayas apagado la calefacción o el aire acondicionado se queda la misma temperatura mucho tiempo.
  • La vivienda pasiva está construida por regla general tomando en cuenta el recorrido del sol de manera que siempre entra luz por las ventanas. De esta forma, sobre todo por las mañanas, no es necesario encender la luz de las bombillas y ahorrar energía.

 

No hay duda de que las viviendas pasivas son el futuro y por ello el interés de los compradores es cada vez más creciente. En todo caso, no es necesario contar con una vivienda pasiva para ahorrar energía; mismamente, en tu propia casa, con tan solo una reforma podrás aumentar la eficiencia energética de tu casa, ahorrar energía y ser más sostenible. E incluso a veces sin reformas, tal y como se puede comprobar aquí.

COMPARTIR