Diseño de escaleras interiores (Our Work Reflections)

COMPARTIR

Si bien ya teníamos los planos, dicen que la primera impresión es la que cuenta. Lo que no sabíamos es que finalizaríamos dicho proyecto con lo que podríamos llamar un master en diseño de escaleras interiores.

 

 

Aún recordamos cuando nos dirigíamos a una propiedad en la que teníamos muchas esperanzas de encontrarla llena de posibilidades. Su ubicación, sobre todo por altura, nos resulta muy poco habitual. Se trata de un magnífico apartamento en la Diagonal Mar, en la planta 26 de uno de los edificios frente al mar que conforman esta renovada zona barcelonesa.

 

 

Diseño de escaleras interiores

El cliente: interiorismo lujo Barcelona

Siempre es interesante que conozcáis al cliente para entender las decisiones posteriores. Se trataba de un ejecutivo extranjero el cual frecuenta Barcelona como ciudad de descanso, y para ello, disponía de este apartamento de lujo, rodeado de otras casas con vistas al mar. Interiorismo, lujo y Barcelona fueron las tres etiquetas a tener en cuenta durante todo el proyecto.

Si bien tenía un objetivo claro y conciso, en las primeras reuniones nos hizo llegar sus dudas y necesidades. Estos encuentros nos sirven como una primera aproximación a la idea final, pero sobre todo como un ‘’brainstorming’’. Es decir, una lluvia de ideas intensa, donde se tratan aspectos estéticos y técnicos de interiorismo y decoración. Al fin y al cabo, unas primeras recomendaciones y análisis que se esperan al contratar un diseñador de interiores.

A modo de resumen, el cliente nos trasladó una serie de necesidades que nosotros debíamos ordenar. Por numerar algunas, nos pidió por ejemplo cambiar radiadores por suelo radiante, dividir espacios sin paredes y obtener una gran suite de diseño.

Junto a todos estos objetivos, Molins Design sumó uno más a la arquitectura de interiores; reformular la escalera de caracol. De hecho, en este último punto recaería finalmente el protagonismo de la intervención.

Interiorismo lujo barcelona | Molins Design Interioristas

El diseño de escaleras interiores perfecto

Buscábamos la perfección, el diseño de escaleras interiores perfecto. Para ello, movimos hilos con diferentes colaboradores, estudiamos el espacio y medimos una y mil veces cada rincón tratando de optimizar cada metro cuadrado.

En su origen nos encontrábamos con una empinada escalera que, en su punto inicial, se encontraba nada más entrar. Por lo que, ¡ya teníamos el primer escollo! Sin embargo, no era la primera vez que nos enfrentábamos a entradas de casas con escaleras en la entrada, por lo que tuvimos claro que necesitaba un replanteamiento.

En una de las reuniones internas con nuestro equipo, revisando imágenes de inspiración, topamos con una serie de proyectos que incluían escaleras de caracol modernas. Si bien en un primer instante pasó de largo, más tarde se convertiría en la opción. Generalmente, éstas se usan como soluciones para escaleras con poco espacio, pero en esta ocasión le dimos la vuelta y la convertimos en el elemento principal.

Cambiar la escalera de un dúplex se antoja complicado, ya que a priori es el elemento vertebrador y sobre el que se sustenta el guion de diseño general. Pese a ser así, también en este caso, nos funcionaba modificar su verticalidad y convertirla en un elemento escultural. Ya podíamos entrever la imagen del propietario bajando por las escaleras con barandilla de cristal mientras la luz incide en ellos y juega según la hora del día.

Fue entonces cuando tomamos nuestra elección: una de esas escaleras con luz natural, en otra de esas casas con vistas al mar. ¡Qué escenario!

 

diseño de escaleras interiores | Molins Design intrioristas
Diseño escalera vidrio | Molins Design interioristas
Diseño de inetriores con escalera | Molins Design interioristas

Más allá del diseño de escaleras interiores

Solucionado este punto y en marcha, debíamos apuntalar el resto de la vivienda, tratando que todos sus espacios tuviesen su funcionalidad y encajasen en el guion estético. Era el momento de entrar en el terreno de los espacios comunes, cocina, habitaciones, baños y de la decoración del dúplex.

La suite de diseño

A medida que fuimos diseñando este espacio nos dimos cuenta de la importancia de ubicar sus diferentes zonas de servicio en un lugar u otro. Dada su altura, las vistas y la apabullante entrada de luz.

Para esta suite de diseño optamos por dividir espacios sin paredes, repartiendo de esta manera la entrada de luz en todo su espacio. Para las zonas privadas del baño se situaron paneles de vidrio para separar ambientes. Con estas dos decisiones mantuvimos todas sus ventajas iniciales, pero con una distribución de la arquitectura de interiores totalmente nueva.

El valor de crear cocinas modernas

Sin duda, una de las peculiaridades de este proyecto fue replantearse el diseño de la cocina. El cliente nos trasladó que no acostumbraban a cocinar, por lo que el concepto cambiaba por completo y se acercaba más a la de un bar que una cocina.

Por ello, las cocinas con barra debían ser nuestra inspiración; sin fogones, ni espacios de trabajo y con apenas unos pocos lugares de almacenaje.

Estos condicionantes se convirtieron en ventajas creativas para nuestro departamento del estudio de interiorismo y decoración. Pues, disponiendo de más espacio podíamos estudiar muchas más posibilidades, sobre todo estéticas. El resultado final se asemejaba a una de esas suites XL de hotel, por lo que no podíamos estar más satisfechos.

La entrega de Molins Design

Como ya hemos comentado, el cliente viajaba a Barcelona por cortos periodos y con el tiempo milimetrado. Fue así también durante las diferentes visitas de obra, por lo que fue un ejercicio como estudio de interiorismo y decoración de devolver esa confianza a modo de resultados y deadlines cumplidos. Así fue.

Por supuesto, como en todos los sectores teníamos pequeñas dudas de si todo lo proyectado y aceptado sobre plano convencería al cliente. Sin embargo, nuestra grata sorpresa fue en el momento de abrir la puerta y observar el resultado final. Fue un momento mágico.

La luz entraba formando diagonales sobre la barandilla de la escalera. Asimismo, los sofás a mano izquierda permanecían perfectamente ubicados, como si de alguna manera estuvieran formando para su nuevo inquilino.

Más allá de la carga poética que nos transmitió, el cliente nos inundó de humanidad. Sin realizar un solo paso adelante se giró hacia nosotros y nos fundimos en un sentido abrazo. Sin duda, para los que os dedicáis a este sector, sabéis que no es habitual.

Pese a nuestra falta de costumbre a estas situaciones en nuestro entorno laboral, uno se da cuenta de que al fin y al cabo estos son los momentos que uno guarda en la memoria, y curiosamente olvida todas las dificultades que precedieron a ese momento.

Ya resumiendo, un proyecto que comenzó con un diseño de escaleras interiores y acabó con una bonita relación, que a día de hoy mantenemos.

 

COMPARTIR