La eficiencia energética se forja en el estudio de arquitectura

COMPARTIR

Uno de los temas comunes y recurrentes en nuestro estudio de arquitectura, y con el que tenemos que lidiar a menudo, es la eficiencia energética. La clave de una correcta y óptima intervención no solo se debe valorar a nivel estético, sino que hay aspectos importantísimos internos que se han de tener en cuenta y que a largo plazo determinan si la vivienda está optimizada y no supone un gran esfuerzo mantener sus servicios e instalaciones.

El certificado de eficiencia energética es un documento emitido por técnicos en el cual se incluyen datos objetivos sobre las características de un inmueble. En el se incluyen datos sobre agua, calefacción, refrigeración, ventilación, iluminación, etc…

Tras el análisis y estudio de los técnicos del consumo y condiciones del hogar se emite el certificado, donde en una escala de siete letras (A-G) se determina el nivel de eficiencia energética.

Estos certificados son obligatorios, exceptuando algunos casos, y deben incluir datos cuales como; identificación, identificación del procedimiento, características energéticas del edificio, normativa, comprobaciones realizadas, etc…

Obtener una buena calificación puede suponer un ahorro en consumos de entre un 20-30% anual respecto a obtener una calificación mala.

EN EL ESTUDIO DE ARQUITECTURA COMIENZA EL AHORRO

Si tenemos la oportunidad de tener en cuenta ciertos aspectos desde el inicio de un proyecto, estaremos haciendo las cosas bien. Ya sea en caso de obra nueva o de intervención arquitectónica, los planos se deben aprobar teniendo en cuenta estos conceptos y como están distribuidos.

Así que es imprescindible tener en cuenta tres aspectos, entre muchos, que serán un buen punto de partida.

1.Correcto aislamiento térmico:Cerciorar el sellado de ventanas, puertas, marcos y todos aquellos elementos que están en contacto o conexión con el exterior. Por supuesto las ventanas de doble vidrio con cámara son ya básicas.

2.Iluminación:Elegir un diseño de iluminación de led, dejando atrás las bombillas de tungsteno y supliéndolas por bombillas de bajo consumo.

3.Electrodomésticos:La elección de los electrodomésticos es un aspecto básico para conseguir dicha eficiencia con el uso diario de ellos. Uno de los inconvenientes es que las calificaciones de estos las rigen los propios fabricantes, así que hacer una mínima investigación previa nos ayudará a saber cuales realmente cumplen com nuestras expectativas.

COMPARTIR