Las reglas de diseño de interiores para Molins Design

COMPARTIR

¿Para que sirve el diseño de interiores? ¿Qué es lo mejor en decoración de interiores? ¿Existen reglas en el diseño de interiores de casas? Pues bien, vamos a tratar de abordar la respuesta a todas estas preguntas.

Reglas de diseño de interiores | Molins Design interioristas

¿Para que sirve el diseño de interiores?

Bien. El diseño de interiores no es solo elegir el mobiliario o la decoración. Su término es mucho más amplio e incluye conceptos como distribución, instalaciones, luz, eficiencia, tamaños, formas o arquitectura entre muchos otros.

A priori puede parecer una mezcla compleja de conceptos, pero todos ellos se interrelacionan en el mundo del diseño de interiores.

Cuando proyectamos un espacio interior lo hacemos considerando tanto aspectos estéticos como funcionales. Para ello, sumado a la experiencia, hay que disponer de una serie de características que nos ayudaran a obtener más ideas para decorar y como decorar correctamente. Se suelen aprender e interiorizar en la etapa formativa del diseñador de interiores.

Los rasgos que habitualmente caracterizan a un buen diseñador, los podemos resumir como personas creativas, con múltiples inquietudes relacionadas con la estética en general, gusto por las formas de vivir de diferentes culturas, habilidad para el dibujo y la expresión plástica o manual de las ideas, entre muchas otras virtudes.

Y, para todos aquellos que no reúnen estas características de manera tan natural, no hay porqué preocuparse, porque evidentemente existen ciertas normas y reglas de diseño de interiores que funcionan en la definición de un proyecto. Estas son las reglas de diseño de interiores para Molins Design.

¿Cómo sería el diseño interior de casa perfecto para Molins Design?

Para nuestro estudio de interiorismo en Barcelona hay una serie de conceptos, o mejor dicho, un checklist, que suele ayudarnos cuando nos trasladan el encargo de un proyecto de diseño y decoración de interiores. Allá vamos:

1. El propósito y estilo deben estar definidos

En una primera fase no hay necesidad de entrar en detalle a escoger los materiales, piezas decorativas y todo lo que lo envuelve, pero si se debe tener claro el propósito de esa intervención y también el estilo decorativo con el que el cliente se sienta más afín.

Así pues, este punto recae sobre el cliente, ya que es a quién se destina la intervención. Pero si el mismo no nos lo transmite claramente, nosotros, como estudio debemos averiguarlo o ayudar al cliente a definirlo. Claro está que sin este punto de partida no podemos comenzar.

2. Simetría y color

¿Nos gusta el orden? ¿Nos gusta el caos? ¿Somos puntillosos? O, por el contrario, ¿más creativos? Estas preguntas nos ayudarán a definir si nuestro proyecto debe integrar elementos simétricos, colores vivos o apagados o asimetrías y aleatoriedad.

3. Nuestras tres reglas imprescindibles

Dentro de este apartado, queremos destacar tres reglas imprescindibles para cualquier proyecto:

3.1. PROPORCIÓN Y ESCALA

En cualquier espacio los objetos, mobiliario y elementos se ubican de una forma determinada. Sus tamaños se combinan y juegan entre ellos generando una sensación de equilibrio volumétrico armonioso.

3.2. RITMO

Cuando observamos un espacio de un lado hacia otro, los elementos situados nos ofrecen un ritmo. Con diferentes alturas, texturas, dimensiones y ubicaciones en cuanto a distancia respecto a nuestra mirada. A esta correlación la denominamos ritmo.

3.3 BALANCE

Hablamos de balance, pero también podríamos hablar de equilibrio o ‘coherencia’. Muchas veces el balance responde a equilibrar bien los pesos.

4. El punto focal o protagonismo

Una práctica que nos sirve mucho en el diseño de interiores es determinar dónde va a erradicar el protagonismo de la estancia. Dicho de otra forma, ¿Hacia dónde queremos focalizar las miradas de las personas que entren en ese espacio? Para ello, podemos hacer usos de diferentes técnicas, encaminando sutilmente el punto de atención hacia donde hemos elegido.

5. Iluminar por capas

La iluminación es importantísima en cualquier proyecto de decoración interior, dando forma, importancia y foco a aquello que queremos, generando diferentes atmósferas en una misma estancia. Por ello, es necesario definirlo con una diversidad de temperaturas e intensidades. Es decir; iluminar por capas, asegurándonos siempre de que sumará y embellecerá los elementos.

Reglas de diseño de interiores para Moins Design interioristas
COMPARTIR