Los baños de cortesía

COMPARTIR

Pudiera parecer que los baños de cortesía son cosa del siglo pasado, sin embargo están a la orden del día y se caracterizan por ciertos aspectos que los diferencian respecto a los demás baños que podamos tener en nuestro hogar.

Pese a que sean de cortesía, como su título indica,  no debemos caer en el error de crear un espacio reducido y mal distribuido, que lo relegue a una estancia complementaria. Como ya hemos comentado alguna vez, es posible hacer de un espacio reducido un lugar agradable e incluso ‘’ampliarlo’’.

Para ello, aportamos algunas soluciones que sin duda nos serán de gran utilidad para conseguir nuestro fin

Ducha, inodoro y lavamanos: Debemos elegir aquellas piezas que ocupen un espacio reducido. Evidentemente un plato de ducha en el lugar de una bañera y en cuanto al lavamanos y el inodoro, calcular el espacio de movimiento entre ellos y conseguir que el área esté despejada por dos motivos; Ampliación del espacio de movimiento y por lo tanto, funcionalidad. Y en segundo término, sensación de amplitud por más reducido que sea el espacio.

Iluminación: Importantísimo hacer uso de luces altas. Lo más puras posibles y si tenemos la posibilidad, hacer uso de leads, ya sea a modo de barras horizontales o circulares. Hay que tener en cuenta que la luz, en este caso, debe ser un elemento ampliador, por lo que si estas luces están empotradas, sin elementos colgantes, también ganamos en espacio.

Muebles y accesorios: Al tratarse de baños que no tienen uso diario, no debemos atiborrar el espacio con armarios, estanterías y colgadores. El mobiliario básico será suficiente, como por ejemplo: Un pequeño armario aprovechando una esquina o lugar intransitable, un solo colgador y alguna estantería de reducidas dimensiones. Por decirlo de alguna manera, quedarnos con los básicos.

Decoración: Siempre es importante, y sería una incongruencia que nosotros, como decoradores de interiores, no se la diésemos. Sin embargo, sin el algún lugar debemos escatimar en ella, será aquí. Todo depende, como venimos diciendo, de las dimensiones del baño. Si el espacio es muy reducido, una pequeña planta ambientadora será suficiente. La decoración se suele apreciar desde un cierto punto de distancia, así que si se trata de por ejemplo un espacio de 3x2m, cualquier objeto decorativo puede resultar engorroso.

Cuando hablamos de decoración, en este caso, no tenemos en cuenta las cenefas o motivos que puedan incluir las baldosas y paredes del baño, que ya están por defecto desde su creación y suelen ir a conjunto con los demás baños o motivos del hogar.

Así pues, sea cual sea la medida del baño de cortesía, con estos consejos podemos acercarnos a conseguir que nuestros invitados sientan ese baño como propio durante el tiempo que lo usen, encontrando el punto medio entre la pureza y sencillez y la comodidad de un espacio bien pensado.

COMPARTIR