Diseño de mobiliario

Los objetos de diseño deben tener una buena relación con el conjunto y potenciar el concepto. Por ello, la elección del mobiliario de diseño en cada proyecto debe ser única y particular.

Leer más

Diseños con personalidad propia



Aportamos una amplia y diversa gama de atractivos muebles de diseño, que interaccionan a modo de complemento con el resto de elementos que conforman los espacios. Todo esto, con el objetivo de complementarlos y dotarlos de personalidad propia.

El diseño de muebles que realiza nuestro estudio Molins Design se fundamenta en un concepto o referente, que inspira y condiciona su función. Pero, también se tienen en cuenta aspectos tan importantes como la estética del producto. De la aplicación de dichos conceptos, junto con los elementos más técnicos, resultan completos y funcionales diseños, que tienen como principal objetivo facilitar el día a día de las personas y sumar en la estética del hogar.

Ejecución artesanal



Gracias a las modificaciones que se van realizando a lo largo de todo el proceso creativo, conseguimos un alto nivel de satisfacción de usuario. Así pues, mejoramos su experiencia y, además, optimizamos al máximo cada elemento.

La ejecución de los diseños de producto que nacen en nuestro estudio se llevan a cabo en talleres artesanales de proximidad. De esta manera, cuidamos cada detalle con el mimo que requiere. Asimismo, el diseño de interiores y mobiliario que realizamos nos ayuda a potenciar las conexiones con colaboradores y técnicos cercanos, realzando el trabajo artesanal y desligado de grandes procesos industriales.

Diseño de mobiliario, el proceso creativo



La idea, visualización



Para la elaboración de lo mejor en muebles para el hogar debemos realizar una toma de contacto profunda con el espacio. Tras esta aproximación, el mobiliario y decoración que podremos determinar tendrá en cuenta todos los aspectos más exclusivos e innovadores. Desde las necesidades y expectativas, hasta su color y características estéticas.

Sin embargo, la función y necesidad conviene establecerlas antes, incluso sin haber realizado esta primera toma de contacto. En este instante estaremos respondiendo a la cuestión del para qué queremos el mueble, un paso imprescindible.

Tras tener clara la función entra en juego la estética, debiendo definir en este momento color, forma y materiales. Si bien la forma y materiales se definen, en gran media, por la función, en cuanto al color por lo general se dispone de total libertad.


Usabilidad y ergonomía



Usabilidad y ergonomía son aspectos cruciales para obtener mobiliario de diseño útiles y bien construidos. Es de vital importancia, ya que garantiza la máxima comodidad y buen uso del mobiliario. Y, también, se aporta la comodidad y salud.

Definimos ergonomía, en términos de mobiliario, como las condiciones de adaptación de un objeto a un espacio o a las condiciones particulares de una persona en concreto.

Este grado de personalización nos obliga a conocer al usuario final. Pero, también la tipología de espacio para crear muebles de diseño exclusivos a unas condiciones. Existe una gran diferencia en términos de ergonomía marcados por la usabilidad y el ámbito. Por lo que, un diseño puede ser ergonómico en un lugar y completamente inútil en otro.


Emplazamiento e interacción



Definidos ya aspectos de construcción debe traspasarse a un plano real. Mediremos el espacio total y posteriormente el que ocupará el mueble u objeto en cuestión.

Este instante del proceso es básico para cerciorar físicamente el espacio que ocupa nuestro diseño. Pero, también para comprobar visualmente detalles de altura y profundidad que son los que más le cuestan al ojo humano proyectar.

Es en este momento también comprobamos cómo el nuevo objeto interactúa con el resto de elementos del espacio. Llegados a este punto entran elementos de análisis más profundos como son el ritmo, el equilibrio, la forma, el peso, la simetría, etc.


El despiece



Nos encontramos ya en la fase donde medidas, forma, color, función y todos los aspectos de construcción están definidos y aceptados por todas las partes implicadas.

En este punto del diseño de mobiliario para hogares y espacios comerciales realizamos un pequeño retroceso a la dimensión de planos. Es entonces cuando elaboramos el croquis con las medidas. Este documento se denomina la hoja de despiece; un documento imprescindible para ensamblar las diferentes partes del mueble, por lo que dotar de un nombre o número a cada pieza nos ayudará a no perder el hilo.

Esta última fase puede resultar muy técnica y poco útil para el usuario final. No obstante, entender cómo se forma un determinado mobiliario, también nos ayudará a entenderlo y sacarle más partido. Ya sea en fase de construcción, añadiendo o retirando algún elemento, o en su último estadio, una vez ya situado, para entenderlo y sacarle el máximo partido en su uso.


¿Necesitas ayuda con tu proyecto? Consúltanos