CARLO

Una mesa redonda, esencial, simétrica, fácilmente construible y multiplicable, sin mas ostentaciones que las del propio diseño, concebido para ser una herramienta útil para el ser humano.

Los años 60 fueron la época dorada del diseño industrial por muchas razones, el uso industrializado de las maderas contrachapadas y de los distintos tipos de plástico, permitieron ablandar, curvar y moldear la arquitectura y el diseño de la época, generando maravillosos resultados imposibles hasta la fecha.

Leer más

Todavía hoy, algunas de las piezas de esa época, aparecen en la lista de las piezas mas vendidas año tras año y su obra, es un legado de absoluta vigencia en la actualidad.

La mesa Carlo, es nuestro sentido homenaje a los maestros de aquella época, estamos hablando de los Eams, Saarinen y sobretodo Carlo Molino, del que somos especialmente fans.

Sus estructuras colgantes y ligeras parecían querer dotar a la arquitectura de la capacidad de desprenderse del suelo y echar a volar. Pequeños detalles ejecutivos curvilíneos nos evocan al mundo de la aviación y la automoción. Estamos hablando de hélices rotores y demás componentes más asociados a la velocidad y a la aerodinámica que al mobiliario doméstico.

COMPARTIR

MESA LLAMANDO A TIERRA

La mesa Carlo se asemeja a un platillo volante que acaba de desplegar sus ligeras patas para sutilmente tomar contacto con la tierra.

MATERIALES

SOBRE
Mármol de Carrara blanco, Roble natural
PATA
Roble teñido oscuro
COMPARTIR
PROYECTO ANTERIOR