ÑORI PENTHOUSE

Funcionalidad, elegancia y confort. Estas son las tres características que definen la reforma de este ático en la zona alta de Barcelona.

Érase un hogar a una terraza pegado. Esa es la mejor definición que podemos encontrar ya que su terraza tiene un gran protagonismo y marca también la distribución de todo el hogar, fruto del emplazamiento de la vivienda en una zona donde la topografía de Barcelona se comienza a desnivelar y por ende su distribución se organiza a partir de esta.

Leer más

En su salón, espacio que comunica directamente con el exterior, aprovechamos sus desniveles para esconder elementos. Es el caso por ejemplo del televisor que queda integrado bajo las escaleras que comunican con la terraza. Así mismo, encontramos un mueble vertical reforzado con una alargada escalera que une niveles y espacios con sutileza.

Su comedor y cocina se suceden unificados por criterios estéticos similares e incorporándose al conjunto a través de una gran cristalera. En concreto la estética de la cocina se nutre de un marcado juego de texturas, como en sus paredes de porcelana emulando las antiguas y clásicas baldosas con cenefas.

En la cocina sus tonalidades sobrias lo convierten en un espacio tranquilo, sereno y que invita al relax. Los vidrios de lacobel aportan reflejos y en consecuencia amplitud.

COMPARTIR

EL FUEGO QUE UNE

Entre el recibidor y el salón emplazamos una chimenea junto a la columna existente de origen en obra, para convertirse en el gran atractivo que nos encontramos justo al entrar y que junto a su función de emanar confort y calor, divide dos espacios de forma envolvente y original.

EL RINCÓN PREFERIDO

La cocina acostumbra a ser uno de los espacios preferidos por nuestros clientes, y cuando se trata de familias con pequeños en casa, esta gana aún más protagonismo, es por eso que siempre tratamos el comedor de diario con un mimo especial, como es este caso, puesto que va a ser el más frecuentado.

JUEGO INFINITO DE ESPEJOS

En el baño infantil compartido por las dos hijas pequeñas de la casa hemos querido jugar intencionadamente con sus espejos circulares enfrentados, consiguiendo un efecto óptico infinito.

COMPARTIR
PROYECTO ANTERIOR
PROYECTO SIGUIENTE