NAVAS APARTMENT

Emplazado junto a la Avda. Diagonal de Barcelona, este piso de 170m2 se encuentra en la primera planta de un edificio de viviendas de los años 70.

Con una singular arquitectura de excelente firma, en el contexto de lo que actualmente se define en países de América Latina y Asia como condominio, se trata de una vivienda emplazada en un edificio dentro de un entorno ajardinado con todo tipo de servicios comunitarios como piscina, tenis, paddle , gimnasio y demás. Dichas construcciones fueron bastante frecuentes en la zona alta de la Diagonal, en la época en la que fue construido este inmueble atendiendo al bajo coste de los terrenos y a lo atractivo de la propuesta.

Leer más

Debido al cambio de planteamiento familiar que se produce en gran parte de los hogares al alcanzar las parejas la edad que ronda los 55-60 años las viviendas sufren una transformación que refleja este nuevo paradigma familiar en el que se encuentran. De repente una de las habitaciones de los hijos automáticamente pasa a ser vestidor, el baño se amplía o se integra en el vestidor y la cocina se renueva apareciendo una isla central o una mesa donde poder comer.

El conjunto de los espacios se reformulan para albergar un dos más uno, que suele ser esporádico a modo de hijo furtivo o nieto de visita más bien obligada. Dicho esto, empezamos a trabajar en una propuesta en este sentido. La distribución de tabiquería se cambió por completo, unificamos en un solo ámbito recibidor, salón y comedor, todo ello a través de un mueble que al mismo tiempo nos hacía de biblioteca, consola de entrada y biblioteca, todo aglutinado en una sola pieza integradora.

Por último, un aspecto singular de esta vivienda fue la voluntad por parte de la propiedad que no solicitó de antemano que todos y cada uno de los materiales constructivos que debíamos emplear debían ser de origen natural sin excepción alguna, bajo ningún concepto los materiales usados debían tener productos químicos posiblemente nocivos.

Esto supuso por parte de nuestro estudio, un intenso trabajo de documentación, buscando todos y cada uno de los certificados de garantía de los elementos constructivos que íbamos a emplear, comprobando que fueran aptos para esta nueva percepción sensorial de un espacio doméstico.

COMPARTIR

UN SALÓN DE MÁXIMA CAPACIDAD

Para el gran salón utilizamos el ya frecuente recurso del sofá en “L” que permite acomodar sentadas el máximo de gente posible. El comedor, planteado de manera muy simple, queda presidido por un gran cuadro y una consola que parece más bien una encimera debido a su simplicidad formal, no obstante sirve de contenedor de mantelerías y demás objetos.

TERRAZA INTEGRADA

En la terraza jardín, se decidió con gran acierto, instalar un sistema de carpintería de aluminio de tipo replegable, gracias al cual el comedor y la terraza una vez abiertas quedaban integradas en un único espacio, debido también a la unificación cromática de los pavimentos interior y exterior. El mobiliario seleccionado para la terraza está elaborado en tela trenzada resistente a la intemperie.

FUNCIONALIDAD EN LA COCINA

La cocina, quizás es uno de los elementos más vanguardistas de toda la propuesta, ya que se planteó inicialmente desde una blancura casi quirúrgica, fue en posteriores decisiones cuando empezamos a darle ciertos toques en madera y eligiendo un porcelánico tipo retro en distintos tonos de marrón. La madera como material, solo es usada en la vitrina tipo vajillero, en la construcción de la hornacina y en la mesa hecha a medida.

LA VALIENTE SUITE

La valiente propuesta de la habitación tipo suite aúna en un mismo espacio, baño, vestidor y dormitorio todo integrado de manera precisa, de tal modo que ninguno de los usos a resolver destaca por encima del otro. Las zonas de wc y ducha quedan separadas gracias a unas mamparas de cristal translúcido, que al mismo tiempo gracias al singular planteamiento de la tabiquería, que no llega hasta el techo, permite la entrada de luz natural desde el jardín. El singular detalle de los tiradores de las puertas del armario hechas en cuero cosido da un toque hand made y nos ayuda a romper la monotonía de los armarios.

HABITACIÓN COMODÍN

La habitación comodín ( que es así como la llamamos) resuelve en un único espacio múltiples opciones de uso, siendo capaz de mutar en función de la necesidad. Uno de los armarios empotrados alberga unas literas plegables, un sofá cama nos transforma la mitad del espacio en una habitación de matrimonio y unas puertas correderas debidamente replegadas nos dividen el espacio en dos partes, además un mueble biblioteca con despacho nos añade una cuarta funcionalidad a los 25m2 mas optimizados desde el diseño del Talgo.

COMPARTIR
PROYECTO ANTERIOR
PROYECTO SIGUIENTE