Tipos de puertas correderas: Mecanismos y diseños de moda para tu hogar

COMPARTIR

¿Quieres ahorrarte el espacio de apertura de tus puertas convencionales con un diseño deslizante y decorativo? Descubre por qué debes decantarte por los tipos de puertas correderas y escoge los acabados que mejor se ajusten a tu espacio.

Tipos de puertas correderas - Molins Design
Tipos de puertas correderas - Molins Design

 

Como ya sabrás, las puertas correderas se abren deslizándose en paralelo a la pared y, en muchos de los casos, incluso quedan ocultas tras ella. Estos tipos de puertas son a día de hoy la alternativa más útil y funcional para separar ambientes o estancias del hogar sin comprometer ni un solo metro útil de la vivienda. Su mecanismo y diseño contribuyen positivamente a distribuir mejor los espacios en viviendas pequeñas. Pero, ¿conoces todas las ventajas y utilidades estéticas que ofrecen los diferentes tipos de puertas correderas?

En el artículo de hoy hablaremos en profundidad de las puertas correderas: Cuáles son sus cualidades, características y virtudes, además de listar sus acabados más decorativos y en tendencia. Todo ello, para que finalmente puedas adaptar este tipo de puerta deslizante en tu hogar. ¡Empezamos!

VENTAJAS DE LAS PUERTAS CORREDERAS

Antes de elegir y colocar cualquier tipo de puerta corredera es importante que valores si resulta conveniente o no adaptarla en tu espacio vital.

¿Tu baño es tan pequeño que no encuentras la solución para encajar el mobiliario sin que éste choque con la puerta al abrirse y cerrarse? Entonces, una puerta corredera es la solución que estás buscando. También existen problemas de este tipo en dormitorios e incluso cocinas, donde cada vez que se abre la puerta se choca con algún otro elemento decorativo de la estancia.

En estos casos, las puertas correderas ofrecen ciertas ventajas frente a las tradicionales puertas abatibles:

1.- Proporcionan más espacio útil dentro de la estancia, para moverse por ella con mayor soltura

2.- Ayudan a separar ambientes y optimizar mejor el espacio interior con acabados únicos y originales

3.- Existe infinidad de materiales, acabados y diseños. Razón por la cual, pueden conseguirse puertas correderas que combinen con las ventanas y también con el resto de elementos decorativos

TIPOS DE PUERTAS CORREDERAS

Como ya hemos comentado, existe una gran cantidad de tipos de puertas correderas. Éstas se pueden clasificar de diferentes formas y según varios criterios. ¡Veamos de qué estamos hablando!

SEGÚN EL MODO DE INSTALACIÓN…

Aquí podemos hablar de puertas correderas empotradas o puertas correderas a la vista. Las primeras, también conocidas como puertas correderas ocultas, se deslizan quedando ocultas dentro de la pared mediante un sistema especial de casetones y guías. Mientras que, las puertas correderas a la vista se colocan a lo largo de la pared a través de guías y rieles, quedando totalmente a la vista.

Para las primera es necesario realizar una obra para ocultar la puerta tras la pared. Sin embargo se convierten en el modelo de puerta deslizante que mejor aprovecha el espacio disponible. Las segundas son más fáciles de instalar y más económicas, ya que no es necesario romper tabiques, aunque su diseño no permita aprovechar al máximo el espacio.

Espacios cerrados con puertas correderas
Mecanismo para aprovechar al máximo el espacio

ATENDIENDO A SU FORMA DE APERTURA…

En esta clasificación encontramos varios tipos de puertas correderas:

– Correderas de una sola hoja

Sin duda, las puertas correderas para interiores más extendidas y utilizadas. Están formadas por una sola pieza que se mueve horizontalmente en ambos sentidos.

– Puertas correderas enfrentadas

Esta opción contempla dos hojas alineadas en la misma dirección, que se abren hacia el lado de la pared donde son instaladas. Para que te hagas una idea, son las típicas puertas correderas dobles que separan el salón comedor de una cocina. Uno de los tipos de puertas correderas que mejor funcionan para separar ambientes, proporcionando a su vez una apertura de gran tamaño.

– Correderas paralelas

Formadas por dos paneles que se apoyan en un sistema de rieles de movimiento paralelo. Es un tipo de puerta corredera propia para grande espacios, como armarios o vestidores.

– Deslizantes y plegables

Son otro tipo de puertas corredizas con varios paneles que se abren y cierran sobre sí mismos en forma de acordeón. Normalmente, se utilizan en puertas correderas para exteriores. Aunque también sirven para separar espacios que comparten una misma estancia, como el despacho y el dormitorio, por ejemplo.

– Puertas apilables

Son parecidas a las plegables pero en este caso funcionan por un sistema modular donde cada hoja se coloca y desliza de manera independiente. Por normal general, suelen ser las puertas correderas que comunican el salón con la terraza o jardín.

– Correderas telescópicas

Utilizan dos o más paneles en un movimiento sincronizado y con un único contramarco. A abrir la primera hoja, el resto de paneles también se mueve, superponiéndose una hoja encima de la otra, hasta que la puerta queda totalmente recogida. Este tipo de puertas correderas son útiles para crear ambientes abiertos y luminosos.

– Puertas en esquina

Poco utilizadas en el ámbito doméstico, pero más conocidas en el mundo de las oficinas. Las puertas correderas en esquina están compuestas por dos hojas móviles y de apertura simultánea en un esquina.

Diseño mueble bar - Molins Design
Tipos de puertas correderas - Molins Design

SEGÚN EL MATERIAL ESCOGIDO…

Las últimas tendencias en puertas correderas están trayendo nuevos materiales más sostenibles y económicos, como el cristal espejo o los diseños lacados en madera. No obstante, desde Molins Design te destacamos los materiales más empleados para la fabricación de puertas correderas:

– Puertas correderas de madera

Los modelos de puertas correderas en madera son ampliamente utilizados en proyectos de interior. La calidez y confort que ofrece este material se unen a otras ventajas de aislamiento acústico y hermético.

Los acabados en madera pueden ser infinitos, llegando a crear puertas de madera de roble, pino o nogal con acabados lacados y contrachapados.

Si estás buscando una puerta corredera de estilo rústico, ¡decántate por la madera! También puedes combinarla con cristal, para mejorar el espacio disponible sin acabar de renunciar por completo a la privacidad.

– Puertas correderas de cristal

Los cristales templados suelen utilizarse en las puertas correderas de cocinas o baños para aportar mayor luminosidad y amplitud a la estancia. Para este tipo de puertas normalmente se decanta por los herrajes vistos.

– Puerta corredera metálica interior

Aunque no son las más utilizadas, sí que encontramos varios modelos de puertas correderas metálicas en espacios doméstico de estilo industrial. La robustez y durabilidad que ofrece este tipo de elementos combina con una estética sobria y elegante.

Sin duda, las puertas con perfilería en metal y vidrio se convierten en la opción ideal para espacios minimalista.

Espacios cerrados e independientes
Tipos de puertas correderas - Molins Design
COMPARTIR